Parapente
  Mi Primer Curso SIV por Diego Maravankin
 
Mi Primer Curso SIV por Diego Maravankin
 


Diego Maravankin nos escribe sobre




Su primer curso SIV


Realizado desde la noche del sábado 3 hasta el domingo 11 de Febrero del 2007.
Llego a San Carlos de Bariloche la noche del sabado 3 me dirijo al hotel donde se encuentran los compañeros e integrantes del curso SIV dictado por Luis Rosenkjer y la ayuda de Lucas Mansilla.
Buscando caras conocidas, solo puedo ver a Jorge, un sommeriano con el que hemos pasado un par de fines de semana.
Los nombres de mi compañeros:
Jorge, Francois (frances viviendo en Chile), Bob (USA), Jim (Canada), Aaron (USA), Ariel (Cap) , Alejandro (MDQ), Pablo (Cap), Alejandro, Maricel (BB), Mariana (Filmó y participó), Rolando (BB), Carlos (NQN), Abel (NQN) y Lucho (espectador y ayudo mucho en el despegue).
La charla de esa noche consistía en una introducción del curso, de conocer a los compañeros y de la dinámica del desarrollo.

Día 1 – Domingo 4 de Febrero de 2007, 9AM. Nos encontramos en el hotel y fuimos derecho al Bolsón para volar alli donde las condiciones eran mejores que en Bariloche.
Reconocemos los 3 aterrizajes (Arroyito, Gran hermano, y la casa de Martin y Mariela) y emprendemos la subida al despegue.
Muy linda vista, el despegue prolijo y solo se puede salir con viento Sur. Cualquier componente Norte impide el vuelo. El viento se va poniendo fuerte y rotando al norte. Salen 4 compañeros al vuelo antes de que cambie la condición y luego se corta la salida. Me quedé con ganas de volar en el Bolsón ese dia, pero nos tomamos unas buenas cervezas negras artesanales.



































Die 2 y 3 – Lunes 5 y Martes 6 de Febrero de 2007.
Dos dias con lluvia, mucho viento y feos como para aprovecharlos con teoría. Mucha información útil de las maniobras, dinamica de vuelo, comportamiento de la vela en situaciones fuera de configuración, resolución de las maniobras, y muchas experiencias. Ambos dias fueron muy jugosos por la información que pude recopilar, asimilar y desmitificar que es lo más importante.
Al final del Martes realicé mi Plan de Vuelo para los días en que pudiera realizar mis maniobras. La lista fue la siguiente:
- Twist, Búsqueda de velocidad mínima y finalizando con plegada asimétrica.
- Bandas B, Orejas grandes con acelerador y alguna plegada si quedaba altura.
- Full Stall, Delfín y alguna plegada más.
- Centrifugado y plegadas.
- Negativo y Paraca.

Día 4 – Miércoles 7 de Febrero de 2007. 9AM.
Nos encontramos en el camping y decidimos ir al Bolsón nuevamente para volar allí, dado que en Bariloche seguía fuerte el viento.
Una vez llegado, apuré todo como para ser uno de los primeros en estar listo así no desaprovechar nuevamente el día debido a la experiencia anterior.
Salen 3 pilotos y despego junto con Aaron, los dos al mismo tiempo.
A ver… como explicarlo…. Uds. que vuelan ya saben, la inmensa plenitud de felicidad al despegar de semejante montaña, en un lugar de ensueño, volando los cielos de El Bolsón. Una vez cómodo volando, Vario encendido, empiezo a sentir los puntazos de las marcadas térmicas y comienzo a girar… pi…. Pi…. Pi…. Pi pi pi pipipipipiipiiiiiiiii…. Esto es ALUCINANTE!!! Subía a +2, +3, +4, +6…. IMPRESIONANTE!!!!
Gané mucha altura, ya que el despegue estaba a 1188mts (según GPS) y yo leía en mi Vario los 1750mts…… Yupiiiiiiiiiiiii !!!!
Disfrutando el vuelo, el viento se empieza a poner cada vez mas fuerte y escucho la voz de Luis que me dice que no me ve comodo para llegar al aterrizaje de Arroyito, asi que me dice que enfile para Gran Hermano (Un lugar mucho mas grande y comodo para aterrizar). Yo seguía volando y subiendo pero ya encima de la ciudad a unos +1,6, +0.8, o bajando.
Ya con altura considerable derivo hacia el norte, pero quedando al sur del aterrizaje como para quedar en el medio del cuadrado, con resto para todos lados. Aterrizando se ve el viento muy fuerte, asi que salgo de la silla con anticipación. El aterrizaje fue volando un poquito hacia atrás, pero lo suficientemente suave como para poder matar la vela y que el revolcón solo haya sido una simple caida al piso. Leo el vario y el tiempo de vuelo fue de casi una hora!!!! Emoción tan grande que luego de avisar por radio mi aterrizaje, me dedico a comer mi santuchito con agua mineral (mi lastre).
Terminado el almuerzo, todavía quedaba Abel volando con su Chili quien aterrizo donde yo estaba.
Finalizamos el dia con pizza y rica cerveza del bolson.


































Día 5 – Jueves 8 de Febrero de 2007. 9.30AM Camping del Lago Gutierrez.
Jorge me pasa a buscar y emprendemos viaje para el camping donde ya dará comienzo por fin los vuelos sobre el lago haciendo maniobras.
Llegamos al lugar, todo el mundo ansioso y Lucas reparte los salvavidas con las bolsitas para proteger la radio. También nos dio un globo para colocar en la manija del paraca asi poder encontrar el POD cuando arrojemos el paracaídas.
La primer tanda de pilotos sale, y yo espero la segunda.
En la segunda tanda subo y veo el despegue, miro como salen y hacia donde se dirigen mientras Luis les apunta el rumbo a seguir.


































Llega mi turno, el primer vuelo del curso y aviso las maniobras a realizar que son: Twist, Busqueda de velocidad mínima y plegada asimetrica.
Despegue correcto, a disfrutar unos minutos hasta llegar a volar sobre el lago. La vista y la emoción es inigualable, la vista mas hermosa de un lugar increíble. Cerro catedral, lago gutierrez, picos nevados, muchas cosas se veian y el final de las montañas que culminaban en un camino de agua a lo lejos era lo mejor de todo.
“… vas bien ahí Diego… seguimos asi” – Dice Luis por radio. Se escucha bien, estoy comodo en la silla salvo por este salvavidas molesto pero indispensable. Una vez sobre el lago Luis empieza con las indicaciones: “Bueno, ya podés empezar con tu Twist”. Moviendo el cuerpo de un lado al otro hago cualquier cosa menos el twist, parecia mas un wing over que otra cosa. “…Bueno, lo dejamos para otro vuelo…dale con la velocidad minima.. freno……. freno” Y yo bajando los frenos hasta el punto donde es máxima la tensión pero antes de que se aflojen por completo… “ Suelto!.... bien.. vamos de nuevo…. Freno…… freno….” Nuevamente la misma maniobra luego de que la vela acelere pero no tiene a abatir demás, sólo lo justo y para mi, muy poco. Muy buena respuesta – pienso.
“ Bueno bien… ahora vamos con una plegada…. Agarrá la banda A y tirá….” Sin dudarlo, sin apretar los dientes, sin largar el comando agarro la banda A derecha y la llevo hacia abajo con mucha fuerza. BLUUUM!! Se viene la mitad de la vela para abajo y enseguida tiro el cuerpo hacia la izquierda con un poquito de comando.
“Mantené ahí, mas freno…. Bien….”
IMPRESIONANTE!!! Recto y firme como si nada hubiera pasado, suelto la banda A que tenia e inmediatamente abre la plegada. Lo mismo hice del otro lado con la misma respuesta.
“…. Okay, ahora perdé altura sobre el lago y aterrizá…..”
Aterrizaje en el camping y a preparar todo para volver a subir.
Almuerzo mediante miro como los demas realizan sus maniobras y disfruto ver a mis compañeros hacer maniobras que yo luego iría a practicar.
Arriba otra vez, ahora la situación era otra, hacer bandas B, Orejas grandes con acelerador y si quedaba altura, alguna plegada asimétrica más.
Despego nuevamente, una vez arriba del lago de nuevo la voz de Luis: “Bueno, agarrá las B y tirá fuerte hacia abajo”
Dicho y hecho, con los comandos en la mano agarro las bandas B y las bajo hasta el pecho y la vela se dobla al medio longitudinalmente. “…. Mantené, mantené…. Anda soltando suave y parejo…..” empiezo a levantar y disminuye la tasa de caida notablemente hasta que la vela vuela otra vez. Todo salió bien.
“Bueno, ahora agarras 2 suspentes de afuera y haces orejas grandes… primero medio acelerador…”
Meto medio acelerador, hago las orejotas y después le doy a fondo. Que manera de bajar!!! Muy rapido.
“…bien, es muy estable la vela…. Soltá el acelerador y después sacá las orejas… bien” Ya volando bien, tuve que darle un poquito de comando para que salga una oreja y me dirijo al aterrizaje. Buen aterrizaje pero ya no me dio el tiempo para volar una vez más y hacer el 3er vuelo, iba a quedar para el otro día.



































Día 6 – Viernes 9 de Febrero de 2007. Nuevamente al Camping.
Como era de esperar Jorge pasó por mi y nos fuimos para el camping mateando.
Ahora sí digo, me subo en la primera así llegó a los 3 vuelos.
Subo y arriba me preparo para ser uno de los primeros en salir, ya eran casi las 11. Iba a hacer full stall, twist y plegada si daba la altura. Pero lo más importante era el full stall.
Vamos al vuelo nuevamente, como era temprano con buzo y pantalón largo porque arriba algo de frio hacía. Llegando al lago Luis comienza las indicaciones:
“Vas a bajar los frenos hasta llegar bien abajo donde mantenés… freno …. Freno.... freno….”
Empiezo a bajar los frenos y sigo aún mas de donde sabía que tenía que soltar y es ahí donde se termina mi sostén y quedo nada más ni nada menos que de espaldas, patas para arriba con un tirón que hace que me pegue un susto pero mantengo las manos ABAJO!!! “… mantené…. Mantené….” Y una vez ya derecho pero cayendo como una roca. “Anda levantando lentamente y parejo….” Eso hago y lo sostengo hasta que la vela vuela nuevamente y la abatida fue muy chica. Esta vela es un caño!!! Quiero otra igual!! “Bueno…. Si querés podes hacer el twist” Sin dudarlo empiezo a balancearme lateralmente, ahora bien hecho y se produce el primer twist de una sola vuelta. Agarro las bandas las separo con fuerza y sale.
“… Te podes hacer otro si queres….”
Bueno dale – pienso. Y lo mismo hago pero esta vez fueron 2 vueltas quedando con vuelo de frente pero unas vueltas de twist muy chicas lo que hizo mas dura la salida. Tuve que hacer una fuerza terrible para sacarlo lo que hizo que pierda mucha altura y no llegue al aterrizaje.
“Diego, no llegás al camping….. tirá el paraca, hacé una plegada y tira el paraca”
La p…. m… q lo… remil p….!!!!!!!!!!! Twist endemoniado!!!!
Plegada, paraca, bandas B………… WHOOOOOOSHHHHHHH!!!!!!!
Golpazo en el agua y caigo con la vela arriba en configuración de Bandas B.
Al rescatarme sacamos la vela y el paraca .. EN SU CONTENEDOR!!!!!
No se abrió el paraca!!! Con razón fue tan fuerte la caída. Que carajo paso?!?!?!?!
Luis vio el paracaídas en su contenedor y notó que la manija estaba enredada en las líneas del paraca. Así como también luego, Lucas observó que la manija estaba del mismo lado por el cual salían las líneas, sumado al globo (utilizado para no perder el POD) que cae más lento hizo que todo junto impida el normal uso del paracaídas.

Una vez en la costa, desarmo todo, despliego el paraca y la vela, la silla, la ropa, la radio (mojada porque se rompió la bolsa), etc. y a esperar que se seque.
El ánimo se me fue al piso ya que corría el día y quizas no llegaría a completar los 5 vuelos del curso, además quería hacer las otras maniobras!!
Medio bajón, pero sin pausa, llevé el paracaídas para plegarlo con Ale (MDQ) quién me ayudó con el mío y yo con el suyo. Teniendo bien en cuenta de poner las líneas del lado opuesto a la manija.
La radio muerta, el pack mojado, la bolsa rota, no tenia comunicación. Que mas me puede pasar?!?!?!?! ………
Seca la radio, la pruebo con otro pack y ANDA!!! Pero el pack muerto….. Ale me presta el suyo ya que habia volado lo suficiente o quizás tenía otro.
Le pregunto a Luis si voy a poder volar de nuevo y me dice que ahora sale la camioneta hacia arriba y que la última sale a las 6. ERAN las 5!!!!!!!!!!
Subo con todo, llego, me preparo y apenas piso el despegue se escucha a Luis que dice: “Si está Diego en el despegue que salga ahora sino no creo que llegue a subir de nuevo” Para que… me puse de la cabeza…… rápido a despegar. Apurado en desplegar la vela, conectarla a los mosquetones, salvavidas, radio atado al mismo, todo junto!!! Por suerte se portaron de 10, ya que Francois desplego mi ala, Ale ató el radio al salvavidas y yo conecté la vela chequeando que todo este bien.
Aviso a Luis que voy a realizar un centrifugado y una plegada asimétrica con acelerador. Tengo el ok y Lucho ayuda en el despegue, salgo derechito al lago otra vez…….
Una vez en vuelo me relajo (muy fácil con esa vista) y pienso en lo que voy a hacer. “…Bueno, ahora vas con el freno y mucho cuerpo…” – Luis en la radio.
Tiro todo el cuerpo hacia la derecha, bajo el comando, empiezo el giro….. cerrado … cerrado…. Cerrado……
WOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOW!!!!! Que fuerza centrífuga!!!!!!!
“…. Comando exterior, comando exterior, mas comando exterior…..” y la vela fue paulatinamente aflojando y cuando sale cuerpo derecha de nuevo para la trepada, que no fue mucho, pero salió todo bien.

“… Ahora acelerador a fondo y cuando quieras la plegada….”
Con el taco agarro el acelerador, lo meto 100% y del lado derecho tiro las A hacia abajo. BLUM!!! Fuertísimo el sacudón que hizo que gire mas de 90 grados y la vela abata muchisimo en la salida de esa plegada. Los piecitos me quedaron para arriba cuando entró, e inmediatamente solté el acelerador (creo del cagazo).
Todo salió bien, y el aterrizaje fue el mejor de todos. Una vez en tierra escuché aplausos asi que parece que salió bien la maniobra. Vamos a ver el video.



































“Ahora no pliegues, hacé un repollo y metelo en la camioneta así nomas” – dice Luis , así puedo realizar mi 5to y último vuelo del curso.

Subimos a las 6 en la última subida del día y para mí del curso.
Arriba dudo en lo que iba a hacer, ya había tirado el paracaídas pero sin abrir.
Jorge antes de subir me dice “Dale, ahora el paraca viejo, te falta eso nada más” y me dejo pensando bastante.
Mariana me comenta que va a lanzar la reserva, y Aaron que salía último (se hizo unos SAT espectaculares!!) también lo haría.
No se hable más, hago negativo, punto de negativo y lanzo la reserva (Espero esta vez abra ya que lo plegué yo mismo con la mano de un compañero como dije antes).

Me preparo a salir y ya medio tarde, el sol empieza a esconderse detrás del horizonte montañoso, el viento va aflojando de a poco y se hace complicado salir de espaldas, asi que hay que implementar la salida de frente.
Tuve un intento de salir de espaldas pero giré para el lado contrario, asi que aborté dejando salir primero a Mariana que ya estaba lista.
Luego de su apertura y posterior rescate Luis da aviso de que puede salir otro piloto. Salgo de frente con asistencia del gran Lucho y todo en orden como para realizar el último vuelo del curso.
“ Cuando quieras empezá con el negativo…. Freno….. freno….. freno……. Una arriba y la otra bien abajo!”
El giro fue rapidísimo, una vuelta muy veloz que me dejó mirando hacia cualquier lado. Pero muy bueno al mismo tiempo para sentir lo que puede llegar a suceder en algun momento de una térmica mal centrada.
Luego hice lo mismo pero en vez de generar el negativo, soltar todo bien arriba y así conocer el límite.

Ahora lo que todo el mundo esperaba…. Lo que yo mas que nadie quería…… Lanzar el paraca y que este abra!!!
“….Bueno, ahora hacete una plegada y lanza el paraca….. cuando quieras…..” – Luis por la radio.
Tanteo la manija para simular el movimiento, miro la banda A izquierda, la agarro, la bajo con fuerza…. plegada, entro en giro…. Saco la manija del velcro…. Arranco el paraca de la silla y lo lanzo.
Siento el ruido de los abrojos de la silla “GSHHHHHHHH” que salen, y de repente (como si hubiera un caballo tirando) siento un tirón de la espalda que me lleva hacia atrás.
“…Bandas B, Bandas B…” – dice Luis por la radio. Buenisimo!!! Abrio el paraca!!! – pense.
Tiro con todas mis fuerzas de las bandas B, pero solo puedo acercarlas un poco, no tanto como paraque la vela se deforme, pero al menos como para que no vuele. De una manera muy suave caigo al agua, comparada con la anterior que fue muy violenta.
Luis llega con el bote, me saca y el paraca estaba abierto como correspondia.
Vemos a lo lejos el POD verde fluorescente en el agua flotando y lo pasamos a buscar.

Una vez en tierra, contento de haber realizado el curso en su totalidad, conforme con la respuesta de la vela, con la apertura del paracaídas (que yo habia plegado) y con el desarrollo del mismo, puse todo a secar, me cambié y se armó la cena.

Al fuego estaban hacía unas horas, 2 corderos, que no tardaron en desaparecer. Brindis por el grupo, el buen desempeño, y la finalización.



































Al día siguiente era la clase de plegado de paracaídas, donde yo ya tenía experiencia Plegué cuanto paracaídas me ponian en frente. Y el último en plegar fui yo.

Se iban despidiendo a medida que se iban, y cada uno a su rumbo.

Es una experiencia recomendable por varias razones. Por aprendizaje, por querer ser mas seguro en los vuelos, por conocer el comportamiento de tu equipo y para saber hasta donde podés llegar y querés llegar en vuelo.

Sin duda alguna, lo haría de nuevo.

Diego Maravankin
Vela: Ozone Mojo DHV1
Silla: SupAir X-Alps
Paracaídas: MayDay 18
www.pdvparapente.com.ar
 
  29292 visitantes (58591 clics a subpáginas) ¡Aqui en este sitio!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=